Canibalismo lingüístico

carnivora1Hoy voy a escribir sobre otra de las modas que se han impuesto en los últimos años en nuestro idioma y que campa por sus respetos, sobre todo, en el mundo de la red. Es lo que he yo dado en llamar canibalismo lingüístico, la fagotización de dos vocales por un símbolo, por obra y gracia de falsas creencias.

Me refiero, como tal vez ya hayáis adivinado, a la arroba (@), que en la actualidad se utiliza como sustitutiva de las vocales “a” y “o”, en aras, dicen unos, de evitar el lenguaje sexista; por rapidez y comodidad, dicen otros; y porque como unos lo hacen los demás los siguen, aplicado a la mayoría.

Esta incoherente tendencia me pone “diatribada” y “soflamada, como decía el otro día un amigo mío al raíz del artículo Diatribas, soflamas y otros menesteres, publicado en este mismo blog; y “me” diatriba y “me” soflama porque cada vez que utilizamos la arroba en sustitución de la “a” y de la “o”, lo único que hacemos es pervertir la palabra; no solo no visibilizamos el lenguaje, sino que lo corrompemos, dado que en nuestro idioma el símbolo de la arroba no tiene equivalencia lingüística.

Arroba es una unidad de peso que los ingleses adoptaron en los correos electrónicos porque ellos la pronuncian como at, pero nosotros solo tenemos cinco vocales, por tanto, si finalmente vamos a pronunciar la palabra como masculina o femenina, ¿por qué no la escribimos igual?

Y voy más lejos, puestos a innovar en el lenguaje, ¿por qué no usamos la € de euro como una “e”, o la $ de dólar en lugar de la “s” de siempre? ¡Qué absurdo!, diréis vosotros. ¡Pues claro que es absurdo!, tan absurdo como canibalizar dos vocales en beneficio de un símbolo, uso que, por ende,  el Diccionario Panhispánico de las Dudas considera “inadmisible desde el punto de vista normativo”.

Por cierto, la RAE considera el masculino como inclusivo de los dos sexos, pero de eso ya hablaremos otro día.

Anuncios

12 pensamientos en “Canibalismo lingüístico

  1. Interesante consideración, yo siempre soy y he sido defensor del correcto uso del lenguaje y me duelen las terribles faltas de ortografía que habitualmente vemos en chats, servicios de mensajería, etc. Pero, ¿que hay de la comodidad y el ahorro de tiempo? No es más sencillo y rápido poner amig@s que amigos/as? Y no sólo hablando de velocidad y comodidad, qué hay de la descripción de sentimientos y sensaciones. ¿Qué opinas de los emoticonos Doris?
    Saludos,
    Diego C Martin

    • Estimado Diego, antes que nada gracias por tu aportación a mis comentarios. Respecto a las preguntas que me haces, en cuanto al ahorro del tiempo, como bien indico al final del post, el masculino es inclusivo de los dos géneros ortográficos, por tanto cuando dices “amigos” se refiere a los dos sexos y lo puedes poner asi, salvo que el texto merezca que se explique. Por ejemplo: en “mis amigos vieron a mi cumpleaños” me refiero a ellos y ellas. Y respecto a los sentimientos y sensaciones, es algo muy relativo, mis sentimientos son atacados cuando me faltan al respeto, y lo pueden hacer con y sin arroba.
      Finalmente, como formadora en comunicación escrita mi deber es informar de cómo se hacen correctamente las cosas, y la arroba no es admitida bajo ningún concepto por la Academia, además de que no hay forma, en nuestro idioma, de pronunicarla. En realidad cuando pones “amig@s” si lo lees en voz alta ¿qué dices: amigos y amigas; amigos; amigas; amig-arroba-s?
      Respecto a los emoticonos, honestamente recomiendo no abusar de ellos, y menos en escritos formales.
      Saludos

  2. Vale, y llegados a este punto, ¿cómo podemos hacer que las generaciones Y y Z no pierdan completamente el respeto a la ortografía tal y como la conocemos?, ¿estamos ante un punto de inflexión en la evolución del lenguaje?, ¿Es necesario frenarlo, o tal vez no tiene tanta importancia si dentro de poco escribimos de manera indistinta con ‘b’ o ‘v’, por ejemplo? Ya en muchos escritos de castellano antiguo vemos cómo muchas palabras se escribían de forma distinta a como las conocemos hoy.

    • Hola de nuevo Diego, ten en cuenta de que el idioma está en continuo cambio, de ahí que exista un organismo, la RAE, que vele por ello. Los cambios, desde mi punto de vista, no son malos, lo malo es cuando asumimos roles, acepciones y costumbres que no nos pertenecen y lo hacemos “porque lo hacen otros”, como es el uso de la arroba (nunca nadie se para a pensar que como símbolo es impronunciable en español) o el uso de extranjerismos para denominar aquello que podemos decir en nuestro idioma. Empobrecemos nuestro idioma, dejamos de saber cómo se escribe y empezamos a decir cosas que, a veces, ni entendemos.
      Respecto a qué hacer, evidentemente lo que se debe hacer es lo que se ha hecho siempre para que las sociedades crezcan, se desarrollen y se respeten: formación, mucha formación, y hoy en día más que nunca, pues los valores están en crisis como todo.
      Y ya no digo más.
      Besos

  3. no tiene nada de malo usar signos en el lenguaje español, por que es un idioma que cada dia va evolucionando. recordemos algunas palabras que han sido legalizadas como “futbol” ” gol” “sicologia” y otras palabras propias de culturas primitivas.

    • Estimado amigo, a lo que tú te refires en tu comentario es lo que se llama neologismos, es decir, palabras de otros idiomas que la RAE acaba incorporando al nuestro por su uso extensivo. Pero jamás se ha incorporado como una letra más un símbolo, como es la arroba, la e del euro o la s de dólar. Son cosas completamente distintas.
      Gracias por tu aportación.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s