Redes sociales: “vistámonos” para la ocasión

bodaCada vez que nos mostramos en público, nos exponemos a que nuestra imagen y nuestra reputación quede en entredicho. Y las redes sociales son el gran acontecimiento social en el que todos participamos a diario.

Ya mencioné esta cuestión en una entrada anterior (Las faltas de ortografía destrozan reputaciones), pero me siento impelida a redundar en este tema pues contínuamente recibo información que me llega a través de Facebook, Twitter y LinkedIn en la que, para mi horror y para el de todas las personas que lo leen, los textos están, algunos, cargados de faltas de ortografía; de mala sintaxis, muchos y de incongruencias semánticas, otros. Y para muestra un botón de algo que alguien publicó un día en su perfil: “yo pense ke no avia cielo pero ay verdaderos anjeles en el mundo”. Lo que no hay es sentido común.

Queridos amigos y lectores, ¡cuidado con lo que escribimos!, pues la palabra escrita permanece y se propaga a través de la red a cientos y miles de personas que nos van a juzgar por lo que escribamos y por cómo lo escribamos.

Debemos cuidar nuestra comunicación escrita de la misma forma que cuidamos nuestro aspecto físico o nuestra vestimenta. A nadie sensato se le ocurre acudir a un acontecimiento social importante –por ejemplo, una boda- con la ropa sucia y rota. Todos, al menos en el mundo en el que yo me muevo, cuando sabemos que vamos a una celebración y que vamos a encontrarnos con muchas personas, unas más conocidas que otras y algunas desconocidas, elegimos con cuidado la ropa que nos vamos a poner; incluso estrenamos traje o vestido para la ocasión; nos acicalamos y reparamos, una y otra vez, en nuestro aspecto para confirmar que vamos a estar en armonía con el resto de los asistentes. Pensamos también en quienes nos van a ver.

La comunicación escrita en las redes sociales se merece, como mínimo, la misma atención, pues cuando publicamos una información estamos exponiéndonos ante cientos de personas, nos estamos mostrando a otros, que nos conocerán o no, y les estamos mandando un mensaje. Si cometemos faltas de ortografía o incorrecciones semánticas, el mensaje que damos es el de “a esta persona no le importa su imagen”. Sin embargo, si nuestra comunicación escrita es correcta y adecuada, quienes nos leen desearán seguir haciéndolo y aceptarán nuestras sugerencias, propuestas o consejos.

Si quieres salir con tu reputación impecable del acontecimiento más importante que “celebramos” cada día, que es nuestra “puesta en largo” en las redes sociales, cuida tu escritura. Si tienes dudas, escríbelo primero en Word (te corrige hasta las arrugas) o busca los términos dudosos en el diccionario y antes de publicarlo leelo para asegurarte de que está todo correcto. Cuida tu imagen y la de tu empresa –si hablas de ella- ante el resto de los “invitados” a este ágora moderno que son las redes sociales. Es lo mejor que puedes hacer por ti mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s