León no es una comunidad y “El País” pierde “estilo”

el paísTranscribo literalmente lo que una periodista de El País escribió en la sección de Sociedad el sábado, 25 de enero, en la página 32: “Picos de Europa está gestionado por las comunidades de Cantabria, Asturias y León…”. En aras de la verdad, años atrás hubo grupos reivindicativos que quisieron que León se separara de Castilla y fuera una comunidad sola, pero eso nunca ha ocurrido y, por suerte o por desgracia, León no es una comunidad autónoma, sino una hermosa y agradable provincia.

Leo El País desde que tengo uso de razón –más o menos- y en los últimos tiempos he empezado a echar de menos, y cada día más, a aquellos grandes profesionales que desempeñaban las labores de editores y evitaban que un periódico de la seriedad que es este se permita meter la pata en una cuestión que saben hasta los niños de la escuela. Echo de menos aquellos tiempos en que el Libro de Estilo de El País era para los periodistas –yo soy uno de ellos- casi como la Biblia para el católico, uno podía estar seguro de que aquello que se escribía en este periódico –salvo erratas comprensibles- iba “a la misa del periodista”, pues entonces –y ustedes, dueños de la editorial, lo recordarán- se cuidaba tanto el contenido como el continente.

Sin embargo, ahora cada día que leo el periódico que ha acompañado la mitad de mi vida, me encuentro con errores –que no erratas- de la guisa como el mencionado previamente. Me encuentro con que, por citar un ejemplo harto repetido, no solo escriben siempre mal las abreviaturas como la de Estados Unidos (EE. UU., forma correcta para las abreviaturas), sino que en cada página lo hacen distinto. Podía entender que se hubieran puesto de acuerdo y lo escribieran en contra de la norma a conciencia, pero veo que ni tan siquiera eso.

Ya a nadie le preocupa la buena escritura en El País, que parece que el único libro de estilo que le queda sea el de la revistita de estilo y moda que, ahora, a los ya sufridos lectores nos obligan a comprar cada sábado, nos guste o no nos guste –yo se la dejo a mi kiosquero para que la regale-.

El País, ese periódico que un día fue serio y encabezó el mejor periodismo, es ahora un espacio caótico, desde el punto de vista de la comunicación escrita, donde cada redactor campa por sus fueros. Entiendo a mis alumnos en los cursos de comunicación escrita cuando critican a los periodistas como los primeros culpables de que la buena escritura esté perdiéndose, pues si no nos podemos fiar de los profesionales de los periódicos generalistas más vendidos, ¿de quién nos fiaremos?

Y entiendo que no vayan a publicar este artículo en su periódico, aunque si lo hacen sería muestra de que aún queda motivo para la esperanza.

Nota: carta enviada a Cartas al Director de El País.

Anuncios

10 pensamientos en “León no es una comunidad y “El País” pierde “estilo”

    • Hola, Míriam, gracias por tu aportación a mi “cruzada” por el buen periodismo… A veces tengo la sensación de estar sola en esta pelea, pues cuando hablo con mis colegas sobre cómo los periodistas deterioramos el idioma, a muchos parece no preocuparles. En cualquier caso, yo seguiré cuidando este nuestro idioma, pues considero que como profesional de los medios -y recientemente como escritora- es mi responsabilidad.
      Saludos

    • Hola, Guillermo, de momento, que yo sepa, no se ha publicado la carta, pero para serte sincera, ya no compro todos los días “El País” -como hacía antes- por lo que si tú lo compras aún y la ves, házmelo saber.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos

  1. Pingback: Periodistas: culpables por omisión y por alusión | tiempodecerezasblog

  2. Hola Doris, soy un Colombiano que tuvo la fortuna de encontrarte por este medio y tengo que decirte que leo con alguna frecuencia tus artículos y realmente los he sabido tener en cuenta al momento de escribir. Puedo decir que me inspira una buena recomendación al hacerlo y tu lo has logrado en mi.

    Como te puedes dar cuenta la distancia es grande, aún así, me encantaría saber si los cursos que dictas se pueden hacer por internet, pues realmente me encantaría poder hacerlo.

    Mis mejores deseos y espero respuesta de parte tuya

    Cordialmente

    Fernando

    • Estimado Fernando:
      En primer lugar, comentarios como los tuyos son los que dan absoluto sentido a mi trabajo. El objetivo de este blog es precisamente eso, servir de referencia a las personas que les interesa su idioma y ayudarlas a encarar la comunicación escrita de una forma más correcta. Es decir, levantar un poco en los demás la pasión por lo bien hecho.
      Respecto a los cursos, todos los que hago han sido presenciales, pero en casos de personas que necesitan incurrir más en ello y que no viven en la misma ciudad que yo les he dado el curso por correo electrónico -aún no tengo una plataforma en internet, aunque ya la tengo iniciada, pero es un trabajo ingente-, y les envío el manual y posteriormente les indico ejercicios para practicar.
      Si estás interesado, házmelo saber a mi correo electrónico: info@marismacomunicacion.com y lo hablamos.
      En cualquier caso, ¡GRACIAS! por dar sentido a mi trabajo.
      Abrazos desde este lado del mundo.
      Doris

  3. Hola, Doris. Yo sí soy lectora a diario de El País, aunque no siempre me leo todas las Cartas al Director. Pero te aseguro que si la tuya se hubiese publicado, no se me habría pasado. Mi sensibilidad hacia estos temas es tanta como la tuya y comparto absolutamente tu opinión. Por ponerte un ejemplo, me vuelvo loca cada vez que leo la palabra “cartel”, así, sin tilde. Mi cerebro me marca un contexto que luego no tiene nada que ver con el de la noticia. Y su libro de estilo (refrendado por el Defensor del Lector) indica que el término que se refiere a las agrupaciones de delincuentes debe de llevar tilde (cártel, palabra llana que no termina en -n, -s o vocal).
    ¿Has pensado en enviar tu carta al Defensor del Lector? Él sí que hace caso a estos temas, ha publicado en más de una ocasión artículos sobre ello, muchas veces basados en cartas que recibe.
    Un abrazo

    Olga

    • Estimada Olga, te informo de que envié la carta al Defensor del Lector y a un par de correos más, por si acaso. Publicar no sé si la plubicarán, pero estoy segura de que la han leído, pues al menos este fin de semana me he dado cuenta de que la abreviatura de Estados Unidos, si bien siguen escribiéndola en contra de la norma, al menos aparece igual en todo el periódico.
      Sin embargo, “El País” se empeña en contravenir las normas a su libre albedrío, pues a la infanta le siguen poniendo mayúscula inicial, algo incorrecto. Yo lo indico en mi entrada “Si el papa pierde la mayúscula, no menos iba a ser el rey”.
      Besos Olga y gracias por tu aportación.

  4. Estoy de acuerdo. Yo también critico a algunos y algunas periodistas como culpables del deterioro de nuestra lengua. Es lamentable, muy lamentable.
    Hay tantas cosas que yo enviaría al defensor del lector…Blogs enteros, por ejemplo. Y otras cosas más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s