Ataque de nomofobia, acontece una infoxicación y sufrimos procrastinación

imagesEl sábado, 22 de febrero de 2014 (especifico la fecha, para cuando los habitantes de otras galaxias, allá por el 2054, lean esto), la mitad del planeta, más o menos, entramos en un ataque de nomofobia, al cual le siguió un azote de infoxicación y, por unas horas, muchos sufrimos un corto síndrome de procrastinación.

Dicho a la vieja usanza, el día de autos, millones de personas estuvimos a punto del colapso cuando, entre las 19.30 y las 23.30 horas (hora zulú), aproximadamente, nos dimos cuenta de que no podíamos wasapear con nuestros amigos, familiares y conocidos. Es decir, tuvimos un ataque de nomofobia, nuevo neologismo que quiere decir “miedo a estar incomunicado con el teléfono móvil”. A continuación, una infoxicación colapsó las redes: otro neologismo que quiere significa “sobrecarga de información difícil de procesar”. Y, entonces, millones de personas mirábamos nuestros móviles sin comprender qué pasaba, hacíamos vanos intentos de enviar mensajes que nunca llegaban y apagábamos y encendíamos el teléfono como si la culpa fuera del dispositivo.

En definitiva, por minutos u horas, depende de cada uno, sufrimos una coyuntural procrastinación, otra nueva palabra que ya forma parte de nuestro idioma y que es “la acción o hábito de postergar una decisión o una actuación”, porque mientras observábamos esa maravilla de la técnica que es nuestro móvil, que de aquí a varios congresos más en Barcelona lo usaremos hasta para calentar el café, no hacíamos nada, nos quedamos literalmente paralizados y mudos…, en sentido metafórico.

Este acontecimiento, ocurrido pocos días después de que el gran dios Facebook, que todo lo ve y todo lo sabe, comprara a otro dios del Olimpo de las Comunicaciones, WhatsApp, me ha dado la posibilidad de traer a colación algunos de los neologismos que ya se han incorporado a nuestro idioma por obra y gracia de la vida moderna. Pero no los busquen aún en el diccionario de la RAE (Real Academia Española), pues hasta la próxima edición del diccionario, la vigésimo tercera a la sazón, que está a punto de ver la luz, no los encontraremos.

Mientras tanto, siempre pueden dejar de wasapear por unos minutos y leer las entradas a mi blog, donde yo les adelanto las novedades en tendencias y moda que la RAE nos trae para esta temporada… La Madrid Fashion Week en versión hispanizada, es decir, les ofrezco la Semana de la Moda del Idioma Español.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s