Y ya estaba todo inventado…

arqueologia_01Con la irrupción en nuestro mundo cotidiano, en las últimas décadas, de las Tecnologías de la Información y Comunicación (también conocidas por sus siglas TIC) han aparecido lo que todos creemos que son nuevas formas de comunicación o de relación que hasta ahora pensábamos que no existían y que solo han ocurrido al albur de la tecnología virtual. Así por ejemplo, aparecen los sitios webs, los blogs, las redes sociales, el crowdfunding o la financiación colectiva, para que nos entendamos todos, etc., etc.
Pero siento deciros, amigos lectores, que nada es nuevo bajo el sol; que a poco que miremos atrás ya estaba todo inventado, lo único que cambia son las plataformas o modalidades de cómo se hacían antes las cosas y cómo se hacen ahora. Y os lo voy a demostrar.
– Webs: lo que ahora enseñamos a través de una web es, ni más ni menos, que lo que antes las personas imprimían en las famosas octavillas, panfletos, folletos o volanderas (que se dice en países latinoamericanos), donde se informaba de nuestra empresa y se distribuía a diestro y siniestro. Ahora se hace lo mismo, pero se le llama flyer, como si eso lo hiciera más sofisticado.
– Redes sociales: el no menos famoso correveidile de toda la vida. ¿Quién no ha tenido a mano alguna vez a esa persona que le cuentas algo, cotilleo o rumor, y le pides que por favor no se lo cuente a nadie y un día después todo tu entorno está al tanto de ello? La única diferencia es que ahora nosotros nos exponemos a calzón quitado motu proprio sin tapujos ni vergüenzas.
– Correos electrónicos: la misiva, la carta, la epístola, el mensaje o el aviso que siempre hemos dado a los demás. ¡Cómo si antes las personas no nos comunicáramos! No había la misma inmediatez, pero tampoco vivíamos como si nos fuera la vida en ello por no recibir y contestar una información en “tiempo real”.
– ¿Y qué me dices de la actual financiación colectiva, o dicho más guay, el crowdfunding? Aunque parezca increíble, esta fórmula de recoger dinero ¡ya la había inventado la Iglesia allá por el siglo pasado, o por el anterior! Ahí están, los domingos y fiestas de guardar, a la salida de la iglesia, en la plaza del pueblo, y hasta en los bares, lugares donde no existe el temor a Dios, los chicos del Domund, con su hucha pidiendo para las misiones. ¡Eso sí que es financiación colectiva y lo demás todo cuento!
– Y el blog no deja de ser el sustituto de la tertulia en el bar, en casa de amigos o en la plaza del pueblo, que, personalmente, yo sigo prodigando con tertulias entre amigos en mi casa. Donde esté un buen cara a cara que se quite lo demás.
– El wasap, ¡ah, el wasap! Diríamos que no tiene parangón poder comunicarnos sin coste alguno con decenas de personas para cualquier cosa, ya sea de trabajo, como amigos, o para enviar chistes y chascarrillos de toda índole. Pues os equivocáis, pues ahí están  (aún se estilan) los coches con altavoces o parlantes (para los hispanohablantes latinoamericanos) que recorren pueblos y ciudades, de un lado al otro, contando las últimas novedades y llegando a todo el mundo. Tal vez la “intimidad” del wasap nos permita ser un poco más atrevidos, pero la cuestión es llegar a muchos y el coche-parlante lo logra.
– La newsletter… pues el boletín, la Hoja del Lunes, la gaceta o la circular de toda la vida que nos traían las noticias frescas de la semana.
– Y para lo que no encuentro similitud es para la famosa autofoto o, como dicen los que manejan idiomas, la selfie, pues si bien antes chicos y chicas nos arremolinábamos unos contra otros para sacarnos una foto, con fotógrafo incluido, lo que está ocurriendo ahora de que todo el mundo, desde presidentes, empresarios, hippies, jóvenes, viejos, directivas de empresas, amos de casa, etcétera, se quiere autorretratar como si no tuviera poco con mirarse al espejo cada mañana, se me antoja un exceso de vanidad y de superficialidad.
Si alguien se le ocurre alguna otra similitud, por favor, hacédmelo saber para mi colección de hechos reseñables.

Anuncios

4 pensamientos en “Y ya estaba todo inventado…

  1. Muy cierto todo; me recordó el libro Eclesiastés, que el versículo 9 de el capítulo 1 dice: “¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol.

  2. Hola Doris:
    Tienes razón, todo está inventado, la diferencia está en tiempo. En el cuándo sucede y a qué velocidad. Y te cuento, el autorretrato estaba inventado desde la antigüedad clásica, incluso se dice que desde la prehistoria aunque no hay registros. Se conocen de Egipto, China, la antigua Grecia y los retratos funerarios romanos o los manuscritos ilustrados de la Edad Media,como los de Hildegard de Bingen. De medidados del siglo XV se conoce el autorretrato alto relieve del pintor francés Jean Fouquet y de 1839 el de la fotografía, con Robert Cornelius en Filadelfia.
    Gracias por tu interesante temática.
    Cordial saludo

    • Hola, Lucía, muchas gracias por tu enriquecedora aportación a mi artículo. Estoy recibiendo muchas respuestas de personas que están, más o menos, de acuerdo con lo que he dicho, y otras que completan la información. Me alegro mucho de generar este pequeño debate.
      Un gran abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s