El tiempo: una reflexión personal e intransferible

dali-reloj-blando-en-el-momento-de-su-primera-explosionEl tiempo. ¿Qué es el tiempo? Según la Real Academia, algunas de las descripciones que da son “duración de las cosas sujetas a mudanza”, “parte durante la cual vive alguien o sucede algo”, “estado atmosférico”, “oportunidad, ocasión o coyuntura de hacer algo”, etc. De todas estas opciones, me quedo con la última que he indicado, es decir, la oportunidad para hacer algo. Me has pedido tiempo, y yo te lo he dado. Te doy (suponiendo que yo pueda conceder tal beneplácito) todo el tiempo del mundo, el mismo que yo me tomo para darme la oportunidad, tener la ocasión y generar la coyuntura de hacer algo digno y significativo con mi vida.
Yo no puedo dar ni quitar tiempo a nadie, menuda soberbia la de las personas que creen que sí. Pero sí puedo dármelo a mí para generar nuevas oportunidades en mi vida. He empezado a contar hacia adelante. Ya no cuento hacia atrás, ya no miro lo que pasó, lo que hiciste tú o lo hice yo; ya no pienso en lo que nos unió ni en lo que nos separó. Porque ahora tengo todo el tiempo de mi vida para mirar hacia el frente, para ver qué me depara el futuro, siempre incierto, siempre lleno de sorpresas, siempre lleno de esperanza.
Ahora tengo todo un mundo de posibilidades a mi alcance. El tiempo es una fracción de vida que siempre se acaba un segundo después de que ese segundo ocurrió, y que siempre empieza en el segundo siguiente. Pero además yo sé una verdad inamovible en mi vida: sé que todo me llega justo a tiempo.
Ahora aún no soy capaz de verlo con claridad, las aguas aún están muy enturbiadas por el lodo que se ha removido, pero cuando todo vuelva a estar en su sitio, podré ver con nitidez la de hermosas oportunidades, ocasiones y coyunturas que me depara la vida.
Gracias, amigo, por darme este hermoso tiempo para mí misma, para mi placer y para sembrar de grandes ocasiones mi vida. Gracias por pedir tiempo, pues como en los partidos de baloncesto, este es el momento que yo estaba esperando para recapacitar sobre lo que estaba haciendo y sobre la estrategia a seguir.
Gracias por pedirme tiempo que no te puedo dar, pero que sí me puedo tomar yo. Gracias por lo que hubo y gracias por lo que habrá en este tiempo futuro que la vida nos depara.

Dedicado a todas las personas que un día se les ocurrió la insensata idea de pedirle a alguien que le diera tiempo.

Anuncios

Un pensamiento en “El tiempo: una reflexión personal e intransferible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s