Nunca llueve tanto

Nunca llueve tanto para que el agua borre las penas

Nunca nieva tanto para que la nieve entierre los recuerdos

Nunca sopla el viento con tanta fuerza que te arrastre lejos

Nunca calienta el sol lo suficiente para quemar mis ansias

Nunca las miradas de otros me hicieron tanto daño

Nunca las palabras ajenas fueron tan mendaces

Nunca los dioses me abandonaron tanto

Nunca besos, abrazos y caricias fueron tan fugaces

Nunca el deseo fue tan efímero y el amor tan falaz

Nunca comprendí por qué me perdí

Nunca sabré ya por qué te mentí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s