Felicidad versus neurosis

Dice Sándor Márai en su libro Confesiones de un burgués (altamente recomendable) que “Una persona “feliz” nunca desarrollará un trabajo creativo; una persona feliz es simplemente eso: una persona feliz”. Estoy totalmente de acuerdo con él.

Siguiendo con las palabras de Márai, este habla de las obsesiones que arrebatan el alma (esta palabra es mía) de las personas creativas, de los artistas en todas sus facetas. Lo que otros llaman vocación, Márai lo simplifica como obsesión.

Sigue leyendo

Anuncios

Greguerías (con permiso de don Ramón)

“Ahora estoy incapacitado para amar”, dijo él.

Y ella respondió:

  • ¿Ahora? ¿Cuándo es “ahora”? Ayer es el ahora que devoró el tiempo; mañana es el ahora que soñamos despiertos.
  • ¿Incapacitado? ¿La incapacidad emocional desgrava en la Declaración de Renta?
  • ¿Amar? ¿Qué significa amar? ¿Es más que querer? ¿O es el eufemismo de desear? Ya lo dijo el poeta, haz el amor y no la guerra.

Ella río, con una risa clara, límpida, transparente, como el rayo de sol que atraviesa el cristal de la ventana e ilumina la habitación.

Aunque él cierre a cal y canto las ventanas de su alma, ella seguirá brillando, ella seguirá despuntando con el alba, como el sol sale cada día.

Ella volvió a reír y sus ojos brillaron.

Él guardó silencio.

Aquel desconocido

Cuando el avión aterrizó a primera hora en el aeropuerto Norte de Tenerife, la cabeza le estallaba de dolor. Sentía como las sienes le palpitaban,  como si fueran a reventar. No había comido nada desde la noche anterior, y se sentía débil, pero, como siempre le pasaba cuando estaba estresada, triste o feliz, desaparecía la sensación de hambre y no podía probar bocado. Sigue leyendo

Doris Martínez presenta su novela “No te mentiré”, en su segunda edición, en el IEHC de Puerto de la Cruz

La periodista y escritora Doris Martínez presenta su novela, No te mentiré, que ya va por su segunda edición, en un acto que tendrá lugar el martes, 6 de marzo, a las 20.00 horas en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias  (IEHC, calle Quintana, 18) en Puerto de la Cruz. Sigue leyendo

La mujer del espejo

Eloísa se miró por cuarta, tal vez por quinta vez al espejo. Se sentía envejecida. Tres meses, solo habían pasado tres meses, y de repente parecía que fuera toda una vida.

No, le dijo Eloísa a la mujer que se reflejaba en el espejo, tú no eres yo. Yo soy fuerte, yo no sufro, yo no lloro nunca. Sin embargo, tú eres una llorona, eres débil, pusilánime. Llevas semanas llorando como una niña chica a la que han quitado su juguete más preciado.

Sigue leyendo