Ahí estaba Lucía, sola

imagesAhí estaba Lucía, sola, sentada en el sofá de su casa. Había apagado las luces y la claridad que se proyectaba en la habitación era la que procedía de las luminarias de la calle. Se lió un cigarro y fue inspirando el humo con parsimonia, como si se tratara de un ritual largamente ensayado, y luego, de igual manera, soltaba el humo que había quedado retenido en su boca. Sigue leyendo