¿A qué huele y sabe el amor?

Sol_matutino_oleo_pintado_Edward_Hopper¿A qué huele y sabe el amor?
Mi amor huele a té blanco con hierba pasionaria
Y sabe a fruta del bosque sin madurar
Mi amor huele a distancia y ausencia
Y sabe a sexo siempre anhelado
Mi amor huele a silencios y a temores
Y sabe a deseos no expresados
Mi amor huele a tierra mojada y hierba recién cortada
Y sabe a rincones perdidos en un parque
Mi amor huele a momentos furtivos
Y sabe a besos apasionados
Mi amor huele a ti y a mí
Y sabe a eternidad

Ella (tercera parte de la trilogía)

edward-hooper-habitacic3b3n-de-hotel-1934¡Tú, que me oyes y apenas me escuchas, no sabes lo que es una tragedia! Perder padre y madre, no conseguir la gloria ni la felicidad, no tener un amigo ni un amor, todo eso se puede soportar; lo que no se puede soportar es soñar una cosa bella que no sea posible lograr en acto o palabras”. Fernando Pessoa, El libro del desasosiego.

Sigue leyendo

Él (segunda parte de la trilogía)

edward-hopper-excursic3b3n-a-la-filosofc3adaEl primer día de su recién inaugurada libertad se despertó presa de la angustia. Había sido impulsivo, visceral, al tomar la decisión de irse de casa. Él no era así. Al menos hacía años, muchos años, que había dejado de serlo. Allí sólo en la habitación del hotel (sin darse cuenta había ido a un hotel que había compartido con Ella en un viaje relámpago, en un viaje furtivo), miró alrededor y se preguntó por primera vez quién era realmente. Y recordó cuando era joven, impulsivo, vital, rebelde…cuando tenía ganas de cambiar el mundo y creía que había que luchar por las utopías. Sigue leyendo

Ella y Él (primera parte de una trilogía)

edward-hopper-excursic3b3n-a-la-filosofc3adaCada día, desde que le conocía, Ella escribía en su diario, pues necesitaba dar salida a las emociones tan fuertes que Él le hacía sentir. Cada día, puntualmente, salvo excepciones, Ella le hablaba a Él a través de sus palabras, haciendo lo que mejor se le daba hacer: escribir. Sigue leyendo