Sin palabras

edward-hopper-para-sin-palabras¿Cuántas veces María se mira al espejo? Cuatro, cinco, seis… no sabe, pues ya ha perdido la cuenta, ha perdido el control sobre sus propios actos. De hecho, perdió el control hace meses, muchos meses… tal vez no tantos. Siete meses pueden ser demasiados cuando uno es infeliz y un suspiro en la vida cuando estamos dichosos.

Por eso María no sabe si siete meses son muchos o pocos, pues unas veces ha sido la mujer más feliz de la Tierra (así, en mayúscula, pues no nos referimos a la tierra que pisamos, sino a la que habitamos); y otras veces se ha sentido desdichada, muy desdichada. Sigue leyendo

Anuncios

Él (segunda parte de la trilogía)

edward-hopper-excursic3b3n-a-la-filosofc3adaEl primer día de su recién inaugurada libertad se despertó presa de la angustia. Había sido impulsivo, visceral, al tomar la decisión de irse de casa. Él no era así. Al menos hacía años, muchos años, que había dejado de serlo. Allí sólo en la habitación del hotel (sin darse cuenta había ido a un hotel que había compartido con Ella en un viaje relámpago, en un viaje furtivo), miró alrededor y se preguntó por primera vez quién era realmente. Y recordó cuando era joven, impulsivo, vital, rebelde…cuando tenía ganas de cambiar el mundo y creía que había que luchar por las utopías. Sigue leyendo

Ella y Él (primera parte de una trilogía)

edward-hopper-excursic3b3n-a-la-filosofc3adaCada día, desde que le conocía, Ella escribía en su diario, pues necesitaba dar salida a las emociones tan fuertes que Él le hacía sentir. Cada día, puntualmente, salvo excepciones, Ella le hablaba a Él a través de sus palabras, haciendo lo que mejor se le daba hacer: escribir. Sigue leyendo

Ahí estaba Lucía, sola

imagesAhí estaba Lucía, sola, sentada en el sofá de su casa. Había apagado las luces y la claridad que se proyectaba en la habitación era la que procedía de las luminarias de la calle. Se lió un cigarro y fue inspirando el humo con parsimonia, como si se tratara de un ritual largamente ensayado, y luego, de igual manera, soltaba el humo que había quedado retenido en su boca. Sigue leyendo