El viaje de los diletantes

A mi querido Jose, siempre ahí

A veces me siento agotado, casi treinta años vagando por el mundo de los hombres, de estos seres llenos de miedos, temores y manías, algunos educados, muchos malencarados, y unos pocos amables y generosos. Pero todos ellos veleidosos y volubles. Sigue leyendo

Anuncios