Tú eres la savia

parque_thumb8Tú eres la savia que alimenta mi creatividad

El motor que mueve mi corazón

La razón para amar y para entregar

Tú eres el beso en el parque

Una sonrisa pícara en la tarde

Una palabra oportuna al margen

Tú eres el deseo que yo más anhelo

El sexo que más añoro

El cuerpo que nunca tengo

Tú eres la mirada que esconde secretos

El pensamiento que guarda recuerdos

Las palabras que se pierden en el silencio

Tú eres el motivo de mi verdad

La savia que alimenta mi creatividad

¿A qué huele y sabe el amor?

Sol_matutino_oleo_pintado_Edward_Hopper¿A qué huele y sabe el amor?
Mi amor huele a té blanco con hierba pasionaria
Y sabe a fruta del bosque sin madurar
Mi amor huele a distancia y ausencia
Y sabe a sexo siempre anhelado
Mi amor huele a silencios y a temores
Y sabe a deseos no expresados
Mi amor huele a tierra mojada y hierba recién cortada
Y sabe a rincones perdidos en un parque
Mi amor huele a momentos furtivos
Y sabe a besos apasionados
Mi amor huele a ti y a mí
Y sabe a eternidad

Ella (tercera parte de la trilogía)

edward-hooper-habitacic3b3n-de-hotel-1934¡Tú, que me oyes y apenas me escuchas, no sabes lo que es una tragedia! Perder padre y madre, no conseguir la gloria ni la felicidad, no tener un amigo ni un amor, todo eso se puede soportar; lo que no se puede soportar es soñar una cosa bella que no sea posible lograr en acto o palabras”. Fernando Pessoa, El libro del desasosiego.

Sigue leyendo