Él (segunda parte de la trilogía)

edward-hopper-excursic3b3n-a-la-filosofc3adaEl primer día de su recién inaugurada libertad se despertó presa de la angustia. Había sido impulsivo, visceral, al tomar la decisión de irse de casa. Él no era así. Al menos hacía años, muchos años, que había dejado de serlo. Allí sólo en la habitación del hotel (sin darse cuenta había ido a un hotel que había compartido con Ella en un viaje relámpago, en un viaje furtivo), miró alrededor y se preguntó por primera vez quién era realmente. Y recordó cuando era joven, impulsivo, vital, rebelde…cuando tenía ganas de cambiar el mundo y creía que había que luchar por las utopías. Sigue leyendo