Cuaderno de bitácora del confinamiento (día doce)

27 de marzo, 2020

Hoy voy a hablar de sexo. Vosotros lo habéis querido.

Todos los días miro cuántas personas han leido las entradas del blog -llamadle ego-. Bueno, pues ayer hubo tantas entradas como el primer día, que había sido el post más leido hasta la fecha. Definitivamente, cuando hablé de la pérdida de kilos las lecturas se dispararon.

Propongo una idea revolucionaria para poder salir de casa de forma escalonada, y parece que no interesa a nadie. Pero hablo de que he adelgazado un kilo, y ¡hala!, nos ponemos como locos. Pues ya sabéis la fórmula para ello: deporte, comida sana y nada de alcohol.

Hay otro “truco” para mantener la forma, pero lo estaba reservando para hablar de ello más adelante, pues ayer prometí un tema sobre la “ventana indiscreta” o mejor dicho, la “azotea indiscreta”. Pero nada, el lector manda, por lo que hoy voy a hablar de sexo. Al respecto tengo varias reflexiones personales que espero que os sirvan de algo:

Yo estoy soltera, sin pareja (emoticono de carita guiñando) y vivo sola, por lo que en estos días de confinamiento “nitrato”, ni trato con uno ni trato con otro. Y no es que antes París era una fiesta, por parafrasear a Hemingway (¡que no decaiga la cultura!), pero bueno, al menos se podía intentar, y aunque te fueras a casa compuesta y sin novio, nadie te quitaba unas risas, una conversación, un baile y unas cervezas.

Ahora nos quedan las aplicaciones de las redes sociales, pero ¿para qué, si no puedes quedar? Y luego queda el sexo por wasap con algún otro soltero desesperado, pero nada que ver. En fin, me las tengo que apañar solita… ¡¡¡y lo que queda de confinamiento!!!, no quiero ni pensarlo.

Por eso, amigos mios, a los que vivís en pareja, yo os digo: sexo y sexo, y si hay algún mal entendido entre vosotros, pelillos a la mar, que la vida son dos días, y ahora los pasamos encerrados en casa.

Y los que tenéis pareja, pero no vivís juntos, el teléfono, la voz, las palabras sensuales, etc., es un buen apaño en tiempos del cólera (otra referencia literaria). Y también está el Skype. Por si no lo veis claro, os recomiendo la película 10.000 kilómetros. No es que a mí me entusiasmara (aunque fue muy aclamada por la crítica, y el final, ni caso), pero para estos temas que ahora nos ocupan puede serviros, y si no, al menos veis cine español.

En cualquier caso, con pareja o sin ella, queridos amigos, el sexo es lo mejor que hay, yo nunca tuve ninguna duda, y ahora más. Pero esperad a que nos suelten a las calles… ¡¡¡esperad!!!

Esta entrada va dedica a mis amigos/as sin pareja.

Nota: los sexshops están cerrados, pero la venta por internet continua.

Achuchones.

¿Por qué decimos género cuando queremos decir sexo?

images222¿Por qué decimos género cuando queremos decir sexo? La respuesta corta es que decimos género en lugar de decir sexo porque hablamos y escribimos mal. Y me explico: en español, el género es una propiedad lingüística que determina si una palabra es femenina (la mesa) o masculina (el cuadro) y no tiene relación con el sexo biológico.

Sigue leyendo